cuarentena:Canto y memoria.

Entrada de @adolfobel:

Origen: cuarentena:Canto y memoria.

Anuncios

fracturas.fin de ciclo. — melomania y otras cosas

Algo de esto hay aquí; Rubén Martín Diaz traza su poemario más acabado y personal. El poeta vuelve otra vez a mirar a la naturaleza como punto de partida; bien que ahora, ésta aparece más contenida y estática, o dicho de otro modo, menos exaltada. Fracturas es en si mismo, el mejor resumen de lo […]

a través de fracturas.fin de ciclo. — melomania y otras cosas

fracturas.fin de ciclo.

Algo de esto hay aquí;  Rubén Martín Diaz traza su poemario más acabado y personal. El poeta vuelve otra vez a mirar a la naturaleza como punto de partida; bien que ahora, ésta aparece más contenida y estática, o dicho de otro modo, menos exaltada.

Fracturas es en si mismo, el mejor resumen  de lo escrito hasta ahora por el albaceteño;  porque ya se ha dicho aquí alguna vez, la obra de Ruben, es inseparable de su actitud vital.

Fracturas se compone de tres partes y un epílogo. Ya en la primera parte  poemas como  ” silencio”  ( pag 14), otoño (pagi21) vacío (pag 25) o entre unas cosas  otras(pag 23) poema este último que refleja un modo de estar’. Hay aquí una contención que presagia en parte, todo lo que vendrá en la tercera como un torrente de dolor.

En “Ciudad dormida” segunda parte del libro Rubén transciende la rutina para mirar y aprender;  hay en su escritura una suerte de humanidad casi mística. Cito aquí  ANOCHECIDA (pag 30) que dibuja casi una imagen surrealista, los ojos del tren (pag 34), la vida (pag 37), un bellísimo la luz de las esferas( pag 38) , soledad sonora pag 39  o pequeña piedra (pag 42)  ,  poemas que llevan cierto aliento de Valente. concurren  también aquí poemas íntimos       como “un día de playa ” (PAG 43)  y un precioso la encina roja (pag 46) aquí, ya se ha dicho , el poeta esta en simbiosis con la naturaleza. Mención aparte merece “el primer hombre  otro gran poema que engarza con  la lucha vida/muerte que  preside todo el libro . (pag44 y 45) .

Pero es en faro quebrado , tercera  parte del poemario, donde nos sorprende el cambio de registro del albaceteño . Aceptada la vida como aprendizaje y mirada;  aparece su envés, la muerte. ya sea recordada  y en ambas especies humana y animal. Lean sino memoria de una tarde oscura a de septiembre(pag 49 y 50) , farol quebrado, doloroso recuento y música de lobo(pag 60y 61).entre esos poemas citados el poeta se narra en soledad y rabia.Un conciso y doloroso interiorismo pag 53 u oler el miedo poemas escritos desde lo oscuro. cabe citar frío(pag 59 donde el y la muerte parecen aceptarse como otra cosa más. La imagen  contenida en “Alas negras(pag64), ya puede valer por todo un libro.

Pero el poeta: es ante todo palabra y Rubén Martin diaz lo sabe por eso concluye con un epílogo prodigioso: yo escribo para ser hombre libre poema con un mensaje de palabra redentora que cierra un libro donde esta lo mejor del minuto interior y el mirador de piedra.

Ya se ha dicho; con este libro se cierra un ciclo de un poeta joven si pero con un sinceridad y madurez poco corrientes. Libro excelente y justamente premiado.

https://www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&cd=&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwj625OivfvPAhUBcRQKHUO7B3MQjRwIBw&url=http%3A%2F%2Fwww.lagallaciencia.com%2F2016%2F05%2Ffracturas-de-ruben-martin-diaz-por-jo.html&psig=AFQjCNGknNnF4QooniV6UWgG92dh-KA49g&ust=1477674673739747

Epistemología de la palabra.

O de lo escrito debería haber titulado esta entrada. No en vano, de esto trata el último libro del barcelonés  nacido en Plasencia  ,  Álex Chico morales.

Como hiciera Borges y tantos otros,  Álex Chico establece un juego ficticio  con un escritor llamado E.P., para como siempre;  acotar y ensanchar sobre la escritura y hacer del acto de escribir; un acto de voluntad y conocimiento, esto es: una epistemología .

En estos “Sesenta y cinco momentos en la vida de un escritor de posdatas “, Chico  plantea todo un modo de estar y ser ante  la escritura . lo escrito. y sus posteriores consecuencias.Estamos ante unas posdatas  entre lo reflexionado y lo visto e inventado; se hecho el escritor atribuye al citado E.P. , títulos en donde están las notas . como un pequeño juego de espejos,  un manuscrito  encontrado , u hojas sueltas.

Recorre esta pequeña invención, .todos  los pensamientos del acto de escribir, como acto de apropiación(,  vid II Y V), como caída al vacío(vid III)o como acto y hecho opuesto al silencio(vid XII), por citar unos primeros ejemplos.Pero, claro está, la consecuencia mediata del acto de escribir, es obvio., deviene en la lectura y en libro como objeto que transforma de ahí la doble naturaleza de la literatura.como fenómeno mutante y fijo al mismo tiempo  y la palabra como eje y el libro como transmisor ;  enfrentemos los parágrafos XI y  X (éste último en sentido contrario) o como refuerzo de lo anterior  el n       XXVII referido  al libro y la lectura como hecho  o punto de inflexión vital y el más lucido parágrafo anterior  referido a la   escritura y sus límites “Formales”(XXVI)

la  escritura como espacialidad (XXXV o su contrario perdida de lugar XXXIV  como resistencia Habitáculo desde el que se mira(LII) o   en definitiva,  contar . para no morir (LXIV) y  cuál será nuestra ultima palabra(LXV).

 

Estamos pues ante un micro ensayo sobre la lectura/escritura entre el aforismo y el pensamiento cogido en préstamo y por lucidez propia pequeña joya que debe leer toda persona de mente abierta  con interés  por la escritura. brillante y lúcido ALEX CHICO O  Ep?:….

 

 

Resultado de imagen de libros de alex chico morales

http://puertadetannhauser.es/libro/sesenta-y-cinco-momentos-en-la-vida-de-un-escritor-de-posdatas_15881

 

http://puertadetannhauser.es/libro/sesenta-y-cinco-momentos-en-la-vida-de-un-escritor-de-posdatas_15881

 

Por un país desconocido: Catábasis y máscara.

Eso es en parte, sólo en parte lo que Rubén Castillo Gallego, desentraña, construye y cuenta con desolado dolor en este primer y único poemario del narrador murciano.

Sorprende ya desde el inicio el tono desolado y triste de ésta catábasis real y personalísima que bien dice Rubén  que queda establecido, desde el primer verso:  “los relojes de péndulo están ya cansados “(P 1 pag 9)o la nada del mundo descrito en el  p. 2.

Ya se ha dicho de alguna manera;  aquí el poeta entra y cuenta un estado patético de su.existencia en una soledad desolada pero descrita sin demarraje y con vocabulario preciso.Este metapoema cuya lectura debe hacerse de un tirón   se cuenta un yo pero,también somos muchos de nosotros, todos  yo y es justo ahí donde radica su alto interés v 39 pag 85

Escrito en cuarenta imágenes o o trazas, Ruben  desata toda su desesperanza hasta aparecerse enajenado al mundo (Vp.10 a 16 ), el v16 es sencillamente magistral y   rico en imágenes como narrador que es;    con unos excelentes 10 ,11 y 13 versos de quitar el hipo.                                                                                                                                                                                         los miedos , el dolor y la otredad son los temas del libro que insisto es una cartografía del dolor   con catarsis incluida.

En los v. 21 y 23 acepta la impostura ,la máscara aludida en el título de texto.

el v 22  establece la mecánica del.llanto..

a partir de un magistral v.25 unido al 27 la naturaleza también parece aliarse al miedo en un verso 28 cabal y un ver 29 que es apología de la persona/ máscara   bon todo su significado. a partir del v. 30 la naturaleza y los oscuro con la tristeza,  se dan  la mano.. aceptando al fin la escritura como redención imposible entre borrachera de lágrimas.v 40  ,

 

Estamos ante un lúcido y alucinado poema hecho desde la mirada hacia dentro y contando una verdad común de una forma limpia.ad asprera ad astram. libro excelente.

PVP: 12 euros

Colección: Poesía
Fecha: febrero de 2016
96 páginas
14,5 x 22 cm
Rústica cosida con solapas
ISBN: 978-84-944539-6-0

PVP: 12 euros

Colección: Poesía
Fecha: febrero de 2016
96 páginas
14,5 x 22 cm
Rústica cosida con solapas
ISBN: 978-84-944539-6-0
(+ info.)
ps a JOSE ALCARÁZ., él sabe por que

canal:Oración y silencio.

Algo de  eso  hay aquí;  todo diría yo.Sí, el último premio Ricardo Molina de poesía, no puede ser más certero.Javier Fernández convoca aquí a la memoria y el dolor para  redimirse, encontrarse  y regresar  a su hermano en el sentido en que lo escribió Miguel Hernández.

Esta gran oración con coda final; significa, es, uno de los más personales libros poéticos en lo que llevamos de año, que desde ahora, debiera estar en cualquier biblioteca del momento presente.Lo llamo oración, porque aunque el autor no sea creyente, hay aquí algo de suplica , llamada y grito, pero además deseo de redimirse de sanar y reconstruir.

Canal ya se ha dicho es una oración en sesenta versículos y coda final aquí establece desde el principio una poética en progresión donde no se esconde nada.Partiendo de un hecho cierto: Javier fernández hace catábasis y reconstrucción del óbito fraterno para componer un puzle áspero y doliente, directo y conciso, real pero también en alguno versos deliberadamente fingido para llamar la atención lectora.

Ya desde el comienzo v.1y 2 sienta norma y precedente por su fuerte estilo vocativo y directo insisto lease el 2 versiculo que ya provoca un nudo en la garganta.     en el v. 11lo  remarca: “Necesito contar todo esto quiero hablar de ello”….

Sorprende la gradación establecida por el autor y la naturalidad aparente von que se narra, fija tan bien las imágenes que se hacen difícil dejar el libro leído con lágrimas en los ojos

observamos en secuencias un drama y cada núcleo familiar tiene su registro  incluso lugares la calle y la habladuría personal, v.12 a 14  y se enfrentan sentimientos v 16 culpa, v 17 miedo.etc…

pero ya el v 19 cambia el tono y parece  que de lugar, ahí esta el elemento ficcional, como una esclusa .un punto de fuga.Pero ¿hay aquí ficción ?. No. o al menos no de forma explicita; Fernandez, traza un camino como un docudrama lúcido  para conocerse y enfrentarse y como buen escritor, enfrentarnos a nosotros.

a partir del v. 27  el poeta pone luz en el conflicto visto desde los padres   el mismo ver siculo  leído hasta el final es de escalofrio.cito en esta sección el v31 a 47 dondo se desarrolla toda la tensión y el desgarro familiar   que culmina en el antedicho v 47   cuya imagen quita el hipo.

Uno de los rasgos más sobresalientes del poema  es la multiplicidad de voces aquí desarrollado y en mucho se parece a los Delibes, umbral o en esta hora; como bien cito francisco carrasco en su presentación,  poetas como céspedes, juana castro , Hasier larretxea o julio mas alcaraz, poetas recientes que de modo parecido han tratado la perdida  y el desarraigo con voz similar a esta. esto otorga técnicamente al libro  cierta oralidad a lo seco, único recurso que nos distancia del dolor para que éste, pueda ser escrito y Javier fernández no sólo lo consigue, sino  que además,  lo hace real  hasta la lágrima.

a  partir del verso49 la figura de Marian su hermana desarrolla el mecanismo de espejo  o doble en contra.Ya he escrito aquí sobre esto. javier se acerca a ella por ser doble de miguel y enlace permanente   anoto aqui los v 47 a 50 con especial interés en el ultimo citado. desde aqui hasta el v 60, javier ensueña al hermano para quedarse limpio y explica por fin la razón postrera del poema v.56, 57 59 y 60 no he conocido un tiempo sin mi hermano, concluye.

Efectivamente a veces, solo cabe escribir desde el dolor, javier bajo al infierno para hacerse nuevo escrito y cierto.

pero hay mas, para cerrar este viaje en circulo la coda supone un regreso al no lugar la casa que quisimos . solo leyendo esta coda se entiende el final de este libro unico y fascinante.de lo mejor del 2016. quedara para siempre.

ps  A Eduardo y Rafi

 

 

 

 

http://www.hiperion.com/

 

 

 

 

 

 

Imre Kertész

con permiso

Hombres felices

Ha muerto Imre Kertész. Hace unos días me entusiasmé por la próxima aparición del último volumen de sus diarios, que ahora ya serán de veras los últimos. Yo regresé a Kertész hace como un año, a quien leí con el estómago en la boca en su día -supongo que ese dolor me hizo apartarlo un tanto-, a sugerencia de mi maestro y amigo José Calvo, para afrontar un proyecto sobre Kaddish por el hijo no nacido, y eso me permitió atravesar la parte de diarios y ensayos que aún no había leído, así como los cuentos de La bandera inglesa. Toda la obra de Kertész es un movimiento ético hacia el intento frustrado de la comprensión y de la transmisión de esa comprensión. Como él mismo decía en lo que hace unos días se anticipó de esos diarios, “Yo escribo sobre Auschwitz, y a mí no me llevaron…

Ver la entrada original 691 palabras más